Top
 

Oración vocacional de S. Juan Pablo II 

Oración vocacional de S. Juan Pablo II 

Os ofrecemos esta Oración por la vocaciones de S. Juan Pablo II

 

Descarga Oración Vocacional de San Juan Pablo II

 

Padre santo y providente, Tu eres el dueño de la viña y de la mies y a cada uno das la justa recompensa por el trabajo. En tu designio de amor llamas a los hombres a colaborar contigo en la salvación del mundo. Te damos gracias por Jesucristo, Tu Palabra viviente, que nos ha redimido de nuestros pecados y está entre nosotros para socorrernos en nuestra pobreza. Guía la grey a la que has prometido el Reino. Manda nuevos operarios a tu mies e infunde en los corazones de los Pastores fidelidad a tu proyecto de salvación, perseverancia en la vocación y santidad de vida. 

Cristo Jesús, que en las riberas del mar de Galilea llamaste a los Apóstoles y los constituiste fundamento de la Iglesia y portadores de tu evangelio, alienta a tu Pueblo que camina en la historia. Infunde valor a aquellos que has llamado a seguirte en el sacerdocio y en la vida consagrada, para que puedan fecundar el campo de Dios con la Sabiduría de tu Palabra. Hazlos dóciles instrumentos de tu Amor en el diario servicio a los hermanos. 

Espíritu de Santidad, que infundes tus dones en todos los creyentes y particularmente en los llamados a ser ministros de Cristo, ayuda a los jóvenes a descubrir el atractivo de la llamada divina. Enséñales el verdadero camino de la Oración, que se nutre con la Palabra de Dios. ayúdales a escrutar los signos de los tiempos, para ser fieles intérpretes del Evangelio y portadores de la Salvación. 

María, Virgen de la Escucha y del Verbo hecho carne en tu seno, ayúdanos a estar disponibles a la Palabra del Señor, Para que, acogida y meditada, crezca en nuestro corazón. Ayúdanos a vivir como tú la felicidad de los creyentes y a dedicarnos con incansable caridad a la evangelización de los que buscan a tu Hijo. Danos el servir a cada hombre, haciéndonos agentes de la Palabra escuchada, para que permaneciendo fieles a ella encontremos nuestra felicidad en practicarla. Amén.

Me dispongo para este momento de oración pidiendo el Espíritu Santo.

Del Padre, de Cristo Jesús, del Espíritu: ¿Qué reconozco como obra suya en mí y para mí?

En lo que se le pide a cada uno, ¿qué reconozco como necesario para mí? ¿Me siento llamado?

Diálogo las respuestas con el Señor y agradezco el encuentro.

Date

18 diciembre, 2018

Category

Oración

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies