Top
 

Un escolapio a tu servicio

Llegué a Tijuana, México, para iniciar una nueva etapa en mi formación como escolapio y no sabía cuál sería mi apostolado ahí. Me encargaron colaborar en la Pastoral Vocacional, algo nuevo para mí.

Esto me ha ayudado a estar cerca de los jóvenes y conocerlos un poco más: sobre sus vidas, sus miedos, lo que les gusta hacer, lo que les llama la atención, etc. Desde estos aspectos he ido trabajando con ellos el tema vocacional, tomando en cuenta sus inquietudes.

Estos muchachos son muy serviciales en sus parroquias. Algunos me dicen que ahí tienen su segunda familia. Ahí encuentran amistades con quien compartir sus logros y muchos bellos momentos. Los que llegan por primera vez no pueden creer que hay jóvenes que se reúnen en la Iglesia y que se la pasan bien ahí. Entonces, la pastoral vocacional es una complemento, una luz, para todo lo que el joven vive y disfruta en su grupo juvenil.

Presentar a los jóvenes los pasos para elegir una vocación es una gran ayuda para ellos. Ya no están solos luchando con miles de preguntas. ¿Esto es para mí?, ¿Qué pasa si tomo una decisión muy rápida?, ¿qué pasará con mi vida después?

Sé que es el Señor quien llama. Pero ¿cómo se darán cuenta si Dios los llama? Por ese motivo el equipo de Pastoral Vocacional les ofrece retiros mensuales. Cada persona de este equipo es un instrumento de Dios para acompañarlos y no dejarlos solos en un mundo de preguntas. Cada joven va respondiendo sus preguntas con la ayuda del Acompañamiento Vocacional Escolapio.

La Pastoral Vocacional es un apostolado muy bonito. Esto también me ha ayudado en mi propia vocación escolapia y cada vez me enamoro más de lo que hago.

¿Por qué no invitar otros a que experimenten este camino? 

Los que juegan futbol saben en qué posición pueden sentirse mejor y todos los jugadores colaborando juntos pueden lograr un triunfo. Del mismo modo, los que estamos en una casa de formación trabajamos por un ideal que, por su puesto, es el Reino de Dios. En nuestro caso, los escolapios trabajamos empezando por los más pequeños.  En esto consiste nuestra vocación.

No es común para los jóvenes ver que un escolapio que aún está en la formación inicial colabore en la Pastoral Vocacional. Pero dicen sentirse privilegiados porque conocen de cerca y aprecian la decisión de alguien que ha optado por este estilo de vida.

 

Miguel Ángel Montejo González, Sch. P.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies