Enter your search terms:
Top
 

Un escolapio brasileño entre los jóvenes

Soy Fabricio Passos, sacerdote escolapio, actualmente vivo en Belo Horizonte, Brasil.

Busco vivir mi vocación escolapia como camino de proximidad, sobre todo con los más jóvenes.

La convivencia con la juventud expresa una opción de vida y oxígeno ministerial para el anuncio del Evangelio. Me siento llamado a una vocación que posibilite una Iglesia rejuvenecida y a dar un rostro joven a los espacios escolapios.

Estos fueron también los pasos que Calasanz soñaba: la reforma de la sociedad y de la Iglesia. Por eso dedicó su vida a la educación de niños y jóvenes.

La juventud posibilita a la Iglesia el encuentro con Dios, la acogida del prójimo, la transformación de las realidades y la alegría de que seamos hermanos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies